“Todos tenernos una gran y bella voz, pero esta permanece en un cuerpo que no ha sabido o no ha podido desarrollarse en su total verticalidad, en la geometría armónica que nos pertenece como a seres vivos”

 

 

 

Sigue leyendo

Entrevista

 

Jon del Vas pertenece, sin duda, a las nuevas generaciones que abren su corazón y su conciencia para aplicarlas a su trabajo. Actor, profesor de voz y tenor ligero, como se describe él, Jon del Vas trabaja con el Método del Profesor Serge Wilfart y asegura que “respirar bien nos rejuvenece y sana”.

En sus cursos, la respiración y la voz nos invitan a un saludable viaje interior hacia la búsqueda y desarrollo de nuestro ser esencial.

Pneumofonista

¿Cómo definirías el Método Wilfart?

Es un conjunto de técnicas respiratorias, corporales y vocales que permiten destensar toda la parte alta del tronco (mandíbula, cervical, omóplatos); durante este desgaste de la tensión, nuestro centro de gravedad atascado en esa parte alta del tronco empieza a descender hacia el suelo pélvico. Debido a ese descenso del cento de gravedad, la respiración se torna completa y la voz se libera, recuperando una verticalidad y una armonía corporal acorde a nuestra naturaleza. Ese descenso del centro de gravedad provoca que el practicante atraviese tensiones no solo físicas, sino también tensiones psicológicas, afectivas y energéticas. Uno deja de estar dominado por el emocional para servirse de las emociones, la sensación de ser como un árbol, abierto y bien enraizado.
El trabajo con el aliento y la voz es un potente rejuvenecedor debido a que se oxigenan todas las células de nuestro ser gracias a la vibración de la voz y a una respiración que llega cada vez más profunda y completa. Debido a esa rearmonización corporal y vocal la belleza aparece y viene de dentro hacia fuera. El practicante pasa primero por la ética y así llega la estética.

¿A quién va dirigido?

A todas aquellas personas que su voz sea su herramienta de trabajo ( actores, cantantes, oradores…), a personas con problemas respiratorios como el asma. Esta demostrado que en unas cuatro sesiones el practicante amplía su capacidad respiratoria hasta un 8%, que no es poco. A gente con problemas de ansiedad, estrés. Problemas en la garganta como nódulos, pólipos, afonías…Es un trabajo totalmente osteopático. puesto que se practica para reconstruir la columna vertebral y encontrar una verticalidad óptima, así que también puede solucionar problemas musculares y dolores de espalda.
Pienso que también va dirigido a personas que se quieran aventurar hacia el conocimiento de si mismas, al crecimiento personal y es una muy buena herramienta como acompañamiento espiritual.

¿El cambio se produce de forma rápida?

Antes de contestar me gustaría decir que el trabajo con el aliento y la voz está fuera del tiempo.
Los cambios son al momento y muy notables, pero el patrón de tensión de cada uno va volviendo, Serge Wilfart hace la comparación con la historia de Dr. Jekill y Mr. Hyde, personalmente la encuentro muy apropiada, aunque nunca vuelve de la misma manera, lo nuevo, con la práctica, se va instalando y lo viejo queda atrás. Según la persona y sus circunstancias, el trabajo será de una duración u otra, aunque como práctica en nuestro camino vital es totalmente aconsejable.
El trabajo puede ponerte en un camino iniciático, es una verdadera revolución interna, un camino de autonomía, libertad, justicia y armonía, todo ello necesita, claro está, de la responsabilidad. Uno encuentra un camino de cambio del cual ha de responsabilizarse, ¿cómo? cultivándolo y tomando cierta distancia con el proceso y, sobretodo, mucho humor.

http://ninaveleztroya.wordpress.com/2012/10/31/respirar-bien-nos-rejuvenece-y-sana-comenta-jon-del-vas-profesor-de-voz-y-de-conciencia/

Por Nina Vélez-Troya